La Importancia del diseño de oficinas.

El mobiliario de oficinas actuales ha dado un giro de 180°. La comodidad de los empleados es necesaria para que una empresa incremente su productividad. Ya son cosa del pasado esas oficinas deshumanizadas donde se evitaba a toda costa el contacto humano.

El diseño de oficinas tiene en cuenta los espacios orgánicos que se necesitan para que los empleados trabajen mejor y se sientan a gusto en su lugar de trabajo. Para ello los muebles de oficina son algo distintos, y responden a un nuevo concepto, el de un trabajo más ágil y eficiente.

Lo que se busca cuando se hace un diseño de oficinas es crear espacios humanos con una visión holística, donde los procesos se produzcan de una forma flexible y el trabajo sea colaborativo.

El mobiliario de oficinas, por tanto, es diseñado según el uso: espacios privados, abiertos, grupales o individuales, que determinan en gran medida las nuevas formas de trabajar.

La cultura laboral ha cambiado y los espacios de trabajo deben cambiar con ella. Los espacios multidisciplinares hoy por hoy son mucho más eficaces para promover el bienestar de los empleados y su compromiso con la empresa.

Ha habido diversos estilos que se han puesto en práctica para lograr un buen diseño de oficinas, unos más eficientes que otros.

Planta abierta

Una empresa moderna, preocupada por aumentar su productividad, entiende que un espacio donde sus empleados se sientan a gusto es esencial. Por ello, este diseño fue durante un tiempo útil: la planta abierta.

Se trataba de un espacio donde apenas había paredes y muchas mesas compartidas, y se agrupaban los distintos departamentos. Eran sitios fijos sin nada de privacidad, con mucho ruido.

Por lo general eran espacios poco rentables desde el punto de vista de la eficiencia del trabajo, y si bien respondió en su momento a la desaparición de los cubículos, generaban mayor estrés y reducían la productividad.

Multiespacios

La solución a las plantas abiertas es un diseño de oficinas con espacios distintos. Para ello, el mobiliario de oficinas debe adaptarse al uso de esos espacios. Mesas largas para reuniones grupales, o mesas y sillas de escritorio cómodas y funcionales, con espacios más privados.

Asimismo, hay que diseñar áreas específicas donde sea posible la concentración del empleado y pueda enfocarse en completo silencio. El mobiliario de oficinas se adapta a todas estas necesidades.

Muebles de oficina innovadores

No solo se trata de colocar mesas y sillas ergonómicas. Se trata de poner en práctica un nuevo concepto, que conjugue la comodidad con la productividad.

Según el carácter de la empresa, podrá eliminar las separaciones por departamentos, y que todos los empleados trabajen en lugares distintos, de acuerdo con lo que tenga que hacer en el día.

Habrá que diseñar espacios comunes, con abundantes sofás y sillones cómodos, donde sentarse a estudiar algún archivo, o zonas de trabajo con sillas ergonómicas que minimizan las molestias de espalda, o sillas de escritorio donde trabajar una pequeña parte del día con otros compañeros.

Con un mobiliario de oficinas adecuado se pueden lograr entornos mucho más inteligentes y adaptables, con trabajo en colaboración. Los muebles, en consecuencia, deben tener un carácter portátil, con ruedas (sillas, mesas, archivadores, etc.), para que se desplacen según las necesidades.

¡ Déjanos soprenderte ¡